Bar La Venencia, una típica tasca de antaño

entrada del bar la venecia

Un local de ambiente andaluz donde el tiempo se ha parado

En nuestro recorrido buscando locales que no han cambiado prácticamente con el transcurrir de los años y que aún hoy en día podemos calificar como de una típica tasca de antaño, hoy le toca el turno a la ciudad de Madrid, donde encontramos el Bar La Venencia.

cecina del bar la venecia

El Bar La Venencia se sitúa en el número 7 de la calle Echegaray, en una de las zonas más antiguas de Madrid, perteneciente al Barrio de Huertas. Se trata de un bar muy, pero que muy antiguo, del cual podemos decir que tiene el mismo aspecto que el día en que abrió sus puertas, en el año 1922.

Con una clientela muy variopinta, es un local grande y alargado, de ambiente andaluz, que desprende un gran encanto, con sus altos techos, sus paredes llenas de posters antiguos, sus estanterías con abundantes botellas que el polvo ha cubierto, sus barricas y el olor a vino que nos recuerda las antiguas bodegas de pueblo, además de una gata de color negro que se pasea entre las mesas confiadamente. Además, apuntan aún las consumiciones con tiza, en la misma barra.

bar l avenecia

Hay que comentar que La Venencia es un bar muy peculiar, diferente a los demás. Para empezar, no admiten propinas ni permiten que se hagan fotografías del local. Además, no esperemos encontrar allí refrescos de cola ni cervezas. Sencillamente, no los sirven.

En La Venencia se toma vino andaluz, como la manzanilla, el jerez o el fino, y nada más. Lo sacan de las barricas con el típico cacito de antaño, llamado “venencia”, de ahí el nombre del bar.

cecina en la venecia

En cuanto a las tapas, no podemos decir que tengan un gran surtido. Allí lo que prima son sus vinos, y las tapas son secundarias, aunque, eso sí, de gran calidad. Son tapas frías, para acompañar la bebida, como la mojama, aceitunas, queso, cecina, huevas, anchoas, almendras fritas, lomo, salchichón o chorizo.

Un establecimiento que, aunque con poca variedad de tapas, es muy recomendable.

¡Nos vemos en los bares!


Leave a Comment