La comida más castiza: los bocadillos de calamares de Madrid

Tres de los locales de la capital en los que mejor se elaboran

Si hay algo que nunca debe dejar de hacerse antes de la vuelta a casa cuando viajamos hasta la capital de España es comer uno de los famosos bocadillos de calamares de Madrid. Esta comida tan “castiza” no tiene más truco que un pan crujiente y bien elaborado y unos calamares que sean de calidad y que estén en su punto. Parece fácil, pero no en todos los locales encontraremos la misma calidad. Indicamos a continuación tres de los mejores establecimientos para poder degustar un exquisito bocadillo de calamares.

Uno de los más renombrados locales para tal menester es el Bar El Brillante, que encontraremos en la zona de Atocha, en el número 8 de la Glorieta del Emperador Carlos V. El local abrió sus puertas a mediados del siglo XX, y a lo largo de los años ha ido consolidando su prestigio, gracias a sus productos frescos y de calidad. Sus bocadillos de calamares destacan por ser tiernos y jugosos, y les añaden un chorrito de zumo de limón que los hace aún más exquisitos. Los sirven con diferentes tipos de panes, y tienen una agradable terraza.

Otro de los locales que goza de una gran tradición y fama de elaborar sus bocadillos de calamares con los cinco sentidos, lo encontraremos cerca de la Plaza Mayor, en el número 6 de la calle Botoneras. Se trata del Bar La Campana, de sobras conocido por todos los madrileños. Es un bar pequeño y agradable, decorado a base de azulejos. Los bocadillos de calamares que se sirven en este establecimiento se pueden calificar de espectaculares.

También en pleno centro de la ciudad, en concreto en el número 3 de la calle Ciudad Rodrigo, encontramos un local pequeño pero ante cuyas puertas nunca deja de haber una larga cola de personas que esperan pacientemente su turno para adquirir su bocadillo de calamares. Se trata de Casa Rúa, un pequeño establecimiento que también ha sabido consolidar la fama de sus excelentes bocadillos, y en el que cabe destacar su muy buena relación calidad-precio.

¡Nos vemos en los bares!


Leave a Comment