Un bar de tapas barcelonés emblemático: La Bombeta

Sabor de antaño en pleno corazón del barrio de la Barceloneta

Sin ninguna duda, la Ciudad Condal nos ofrece un sinfín de buenos locales, algunos de ellos muy conocidos y que se han convertido ya en todo un referente a la hora de tapear. Hoy hablaremos de uno de ellos, un establecimiento de los más emblemáticos de Barcelona, que ningún aficionado al tapeo puede dejar de visitar cuando viaja a la capital catalana.

También el enclave en que se encuentra esta tasca es carismático, ya que se sitúa en pleno corazón del barrio de la Barceloneta, el antiguo barrio marinero en el que residían los pescadores, que, a pesar de que a raíz de las obras para las Olimpiadas del 92 ha perdido parte de su fisonomía, conserva aún, en muchas de sus estrechas calles, la atmósfera y esencia de antaño.

La Bombeta es un bar auténtico, de los de “toda la vida”, y ha sabido conservar este ambiente marinero y popular que tanto atrae a quienes la visitan. Parece que en ella no hayan transcurrido los años, y es de estos bares en los que uno, simplemente al cruzar el dintel de la puerta, ya se siente cómodo y como en casa. Al entrar en el local, veremos unos toneles bajo los cuales podremos leer una explícita frase: “No hablamos inglés, pero hacemos unas bombas cojonudas”.

Y no mienten. Las bombas son el producto estrella de este local, y se caracterizan por ser sumamente picantes, aunque dan opción a elegirlas con un nivel medio o incluso sin picante. Están rellenas con un apetitoso picadillo de carne y llevan dos salsas, una de ellas allioli y la otra a base de tomate. Podemos afirmar que son excelentes, aunque se ha de ser bastante valiente para atreverse con las más picantes.

Otra de las especialidades de la casa son las patatas bravas. Tienen fama de ser de las mejorcitas de la Ciudad Condal. Las sirven al igual que las bombas, aderezadas con dos salsas distintas, una de ellas elaborada a base de tomate y pimentón, y la otra un típico allioli muy en su punto.

Entre el gran surtido de tapas que ofrece el local cabe destacar, que por algo se encuentra junto al mar, las raciones de pescadito frito, los mejillones, los chipirones o la sepia, además de otras como las croquetas, la ensaladilla o las alcachofas a la brasa.

Cabe comentar la excelente relación calidad-precio del local. Se puede hacer una generosa comida por un precio mucho más que razonable. El miércoles es el día que cierran por descanso del personal.

¡Nos vemos en los bares!


Leave a Comment