Para después de las fiestas navideñas, unas tapas ligeras

cartel tapas ligeras

Tapas con pocas calorías y muy beneficiosas para la salud

Hoy es el último día de las fiestas navideñas. Durante estos días todos hemos hecho comidas copiosas y pesadas, e incluso muchos están deseando que se acaben las fiestas para comer de manera sana durante unos días. Muchos otros se han propuesto empezar durante estos próximos días la tan aplazada dieta. Tanto para unos como para los otros, y ya que hacer dieta no significa dejar de lado lo sabroso, proponemos algunas tapas ligeras, para que no tengan que renunciar al tapeo.

banderilla con anchoa

Banderillas de anchoas: Haz las banderillas combinando las anchoas con cebolletas y aceitunas. Conseguirás no tan sólo una tapa con muy pocas calorías, sino que al mismo tiempo te beneficiarás de las ventajas que conlleva el pescado azul, como el calcio. Puedes usar, si lo prefieres, en vez de anchoas, boquerones.

jamon con tomate

Jamón ibérico con tomate: Corta unas rebanadas de pan. Frota en el pan un trozo de tomate, añade una pizca de sal y un pequeño chorro de aceite de oliva. Pon el jamón ibérico encima. Además de llevar pocas calorías, esta tapa te aporta una gran cantidad de vitamina B.

sepia a la plancha

Sepia a la plancha: Pon unas gotas de aceite de oliva en la plancha y pon en ella la sepia. Cuando esté hecha añade ajo y perejil bien picado. Sirve con una rodaja de limón. Además de ser una tapa sin grasas, es una importante fuente de proteínas.

almejas a la marinera

Almejas a la marinera: Pon las almejas en remojo durante media hora como mínimo, para que suelten la arena. Coloca la sartén en el fuego con un poco de aceite de oliva y echa ajo y cebolla picados. Antes de que empiece a dorarse, echa una copita de vino blanco y, seguidamente, las almejas, que habrás escurrido. Añade un poco de perejil picado. Cuando las almejas se abran ya se pueden servir. Las almejas nos ofrecen un gran aporte tanto de minerales como de proteínas.

Podemos hacer muchas más tapas combinando verduras y pescados, así como embutidos magros. Por ejemplo, mejillones, gambas, rape, tomate, lechuga, apio, embutidos de pavo, quesos desnatados y un gran número de productos. Eso sí, vigilando no mezclar en ellos nada de grasa.

¡Nos vemos en los bares!


Leave a Comment